Inicio Sociedad Es hora de bajar comisiones

Es hora de bajar comisiones

26
Compartir

Como es de público conocimiento, durante esta semana, la Cámara Argentina de Comercio (CAC) presentó una denuncia en Defensa de la Competencia contra los elevados costos del sistema de tarjetas de crédito-débito y los medios de pago electrónicos; al tiempo que reclamó que se abran más opciones para procesar pagos y se modifiquen criterios de financiación y plazos.

Al respecto, Horacio Busso, Presidente de la Cámara en Córdoba, sostuvo que esta es una lucha por la que vienen trabajando desde hace tiempo​ ​a nivel local​, ya que las consecuencias de estas altas tasas y comisiones tienen un impacto negativo directo no solo en los comerciantes quienes pierden rentabilidad, sino también en los consumidores quienes pasan a pagar mayores precios. Y agregó, que como representantes del sector de comercio y servicios de la ciudad de Córdoba, acompañarán todo accionar y gestión que sea necesaria​a​​​ ​en pos de mejorar las condiciones comerciales, de financiación y competitividad del mercado porque ese es el metier de la entidad, por lo que siempre estarán abiertos a un dialogo franco y transparente con los organismos y demás actores intervinientes en este proceso.​

El informe presentado refleja que existen tres cuestiones que distorsionan las ventas a través de estas tarjetas. Una es la alta comisión que paga el comerciante a la tarjeta por cada operación; la segunda cuestión es la adquirencia y la tercera es el elevado costo de financiamiento para las operaciones en cuotas.

A modo de información, se menciona que la ley que regula el negocio de tarjetas (N° 25.605) fija topes máximos del 3% y 1,5% a las comisiones que las administradoras pueden cobrar a los comercios por ventas cursadas con tarjetas de crédito o débito, respectivamente. Y, según consta en la denuncia, los comerciantes sostienen que el sistema no sólo les cobra el máximo legalmente posible (al que juzgan caro en comparación con otros países), sino que además les impone rigideces que hace que esos costos se encarezcan más.

Por todo ello, la CAC ​​con el respaldo de todas las entidades locales y regionales, ​solicitó que se baje el tope máximo de aranceles para tarjetas de crédito, acorde a los que se pagan en otros países del mundo, que se elimine el arancel para las operaciones con tarjetas de débito, la apertura del mercado de adquirencia y la modificación del esquema de procesamiento y financiación.