Economía Circular: restos de poda se transforman en macetas biodegradables

6 lecturas
3 minutos de lectura

Realizadas gracias al aporte de la poda que los vecinos acercan al Centro de Transferencia de Residuos (CTR) Rancagua y que luego se chipea.
Es importante destacar que esta parte de residuos o desperdicios años atrás eran considerados como excedentes o basura y no se reciclaban.
El proyecto está pensado para reemplazar el plástico en el que vienen los plantines.

Los restos de poda son uno de los principales residuos que recolecta la Municipalidad en el Centro de Transferencia de Residuos Rancagua (CTR) y que años atrás eran basura y no se reciclaban.

Como parte de esta nueva forma de economía circular, se reciben de lunes a lunes restos de poda de vecinos, jardineros y/o empresas que los acercan de manera particular.

En este centro de acopio, durante el primer año de puesta en marcha, se realizó un total de 520.500 kilos de chip.
Del total obtenido en el lugar, una parte es utilizado en el predio y otra se entrega a emprendedores locales que realizan diferentes proyectos.

Uno de ellos es el que lleva a cabo Nayla, una emprendedora local, quien encontró en estos desperdicios una oportunidad.

El resultado de su proyecto son pequeñas macetas biodegradables reutilizables para la colocación de plantines, con el objetivo de poder reemplazar los contenedores plásticos.

A la emprendedora la idea le surgió en el día a día de su trabajo. Nayla es empleada en una ferretería y es allí donde pudo observar el alto consumo de macetas plásticas y de fertilizantes varios, lo que la motivó a realizar un producto que reemplace a ambas situaciones.

En un primer momento, el proyecto comenzó a realizarse con otros productos reutilizables como yerba. Posteriormente, y gracias a una publicación del CTR en redes sociales, donde se detallaban las tareas llevadas a cabo en el lugar, surge la idea de utilizar la misma técnica, pero esta vez con el chipeo obtenido en ese espacio.

A partir de allí, y luego de presentar su proyecto, Nayla recibe mensualmente una donación de 100 kilos de chipeo, cantidad que le permite realizar 100 macetas de 12 cm alto por 10 de diámetro.

“Las macetas tienen una muy buena aceptación, producto de la toma de conciencia que gradualmente va teniendo la sociedad sobre el cuidado del ambiente, además de que tienen un valor 50% menor a las plásticas”, contó la emprendedora.

Los nuevos contenedores biodegradables son vendidos a familias, amigos, al mismo CTR y en las ferias de Las Pulgas, ubicada en el tradicional barrio de Güemes y en la de Villa Allende.

El proyecto que comenzó siendo personal, hoy cuenta con el apoyo y ayuda de familiares y amigos.
La idea es poder ampliar el emprendimiento, realizando macetas de diferentes formas y tamaños.

Existe en la ciudad otro proyecto de iguales características

Pasos para la realización de las macetas

Primero se tamiza el material entregado, del cual queda aproximadamente un 70% potable, ya que se descartan pequeños tronquitos, ramitas o cortezas duras que no se pueden utilizar en el moldeo de la maceta biodegradable.

Posteriormente, se realiza un engrudo al que se le agrega el material obtenido. Toda esa mezcla se lleva a moldes hechos de caños de 110 milímetros y se dejan al sol unos 3 a 4 días hasta que la maceta este bien seca. Luego se desmoldan y están listas para la venta.

De qué manera descartar restos de poda y colaborar con este tipo de proyectos

Los vecinos de la ciudad se pueden sumar a este tipo de proyecto optando por llevar personalmente los restos de poda o desmalezamiento al CTR Rancagua, ubicado sobre Circunvalación y Av. Rancagua, cualquier día de la semana de 8 a 19 horas.

En el lugar, y una vez descargado el material en la batea correspondiente, se le hará entrega de un certificado de trazabilidad, donde se le comunica al portador que los residuos generados fueron dispuestos de manera final en ese espacio.

En el caso de no poder acercarlo personalmente, cada vecino tiene hasta 2 metros cúbicos, o un equivalente a 8 bolsas de residuos por semana para poder dejarlo fuera de su domicilio y contar con su posterior retiro.

Para que eso suceda, previamente debe contactarse telefónicamente con la empresa de recolección que le corresponda por la zona. En el caso de residir en zona sur debe comunicarse con la empresa LUSA al 0800-555-5872; en zona centro, Nueva Córdoba y General Paz comunicarse con LAM al 0800-555-52672; y en zona norte con Urbacor al 0800-777-8722 y coordinar el traslado del material.

Es importante recordar que anteriormente a realizar la poda, se debe solicitar la debida autorización a través del correo electrónico espaciosverdescordoba@hotmail.com, por teléfono al 147 o al 4333306/07.

La entrada Economía Circular: restos de poda se transforman en macetas biodegradables se publicó primero en Municipalidad de Córdoba.

Noticia Previa

Comenzó la renovación de veredas en las avenidas Chacabuco-Maipú

Próxima noticia

Se becarán a 15 cordobeses para capacitarse en Desarrollo de Proyectos Audiovisuales

Latest from Blog